viernes, 20 de diciembre de 2013

Karl y la torre misteriosa


"En la vieja ciudad donde vive Karl hay una alta torre con una forma muy extravagante que tiene una campana dorada en lo más alto"

Y dicha campana es la encargada de anunciar las tres comidas del día, aunque...la campana no suena sola, claro!... ¿ quién es el encargado de tocarla y de que los habitantes de la ciudad sepan cuando hay que comer?....¿Pensáis que alguien se puede olvidar de comer, con lo rica que está la comida?...Pues debe ser que en la ciudad donde vive Karl así es... Sin embargo llega un día que la campana no suena y Karl se mosquea un montón...

"- Habrá sido un capricho del viejo Tokimori"

¡Vaya!..¿el viejo Tokimori?...¿quién será? se pregunta Karl, porque él ignora que hubiese alguien allí arriba. Pues según le cuentan el encargado es una criatura espantosa, con la boca retorcida y que se come crudos a los niños. Sin embargo a el no le convencen esas explicaciones y quiere comprobar por si mismo si eso es verdad. Y gracias a su inconformismo y a su curiosidad, descubre que el viejo Tokimori no es como le habían contado, que tiene un problema y por eso no puede tocar la campana.

¿Y cual es ese problema?...¿Le podrá ayudar Karl?.....El sombrero que le da energía ha quedado enganchado en una de las aspas del molino que hay más abajo de la torre y no puede llegar hasta el, pero...Pero Karl le ayuda y gracias a eso, él mismo descubre que lo que quiere de verdad....

" - Quiero ser libre como las nubes y conocer un montón de cosas misteriosas"

Una historia sencilla con unas ilustraciones muy básicas cuyos protagonistas son animalitos. Todo muy del gusto nipón, que creo es de lo mejorcito para los primeros lectores.
(Tit:Karl y la torre misteriosa. Terada, J. Barbara Fiore, 2013)


La esperanza es una niña que vende fruta


Es la propia autora quien nos da una pista sobre la temática de este libro, que no puede ser más actual:

"...tras ilustrar la historia del viaje de una niña imagino mi futuro como mujer"

Mucho más agradecida que ver las noticias del telediario, resulta esta historia que habla del papel de la mujer en la India, de la mujer-niña y también de la mujer-adulta que, en este caso, se encarga de contar e ilustrar, pero que también fue niña aunque no sufriera las penurias de las pequeñas a las que ve en su viaje en tren.

"Desde que nacemos algunas cosas nos vienen dadas, pero lo más importante es prestar atención a los cambios que da la vida y como podemos caminar hacia el futuro."

Tremendamente actual, ¿crudo?, no, quizá tan sólo real, es esta historia de la mujer, de la niña india...¿o quizá sea sólo la historia de un ser humano, sin más?. Un viaje en tren, unos ojos que transmiten mucho (quien ha estado en la India lo sabe bien, quién ha visto fotografías de sus gentes también), miedo, esperanza...si, esa que según la autora reside en una niña que vende fruta.
Una historia sencilla, bien contada, tan real como el mismo viaje de la vida lo es. Bueno para que los niños conozcan otras realidades, sin la crudeza de los informativos.

(Tit: La esperanza es una niña que vende fruta. Das, A. Libros del Zorro Rojo, 2013)

sábado, 30 de noviembre de 2013

Los hijos del vidriero


"Desde luego, es hermoso poder ver sólo el lado luminoso de la vida, pero los que realmente están en  condiciones de decir la pura verdad son aquellos que también pueden ver el lado sombrío de las cosas."

"... Klas se había dado cuenta de que lo más hermoso es al propio tiempo lo más frágil. Esto, cuando se es pequeño y no se conoce la naturaleza del cristal, causa temor y es difícil de superar. Resulta desalentador observar con que facilidad se hacen añicos las cosas más hermosas de la vida."

"Súbitamente se dieron cuenta de su total soledad. No era simplemente que estuvieran solos - a veces a la gente le gusta estar a solas - sino que estaban abandonados, lo cual era muchísimo peor. Nadie quiere sentirse abandonado."

Hermosas y acertadas reflexiones que podréis encontrar en este libro, algo antiguo pero no por ello menos valioso, y que fue declarado de interés infantil por el Ministerio de Cultura allá por los años noventa. En concreto la primera edición es del 1980 y la edición que yo he podido leer en la biblioteca es de 1994 (22ª edición!!!!). Por cierto! existe una versión cinematográfica de 1998. La autora ha sido galardonada con el permio Andersen en 1974 y su nombre, aunque no lo he elegido a posta va que ni pintado en estas fechas (María Gripe) Jejeje.... Broma fácil, lo se.

Básicamente Los hijos del vidriero es una historia para aprender a valorar lo que uno tiene y...lo que no tiene también. Una historia donde, lo de menos, es el principio o el final, sino lo que transcurre durante, el aprendizaje de unos niños, pero sobre todo de unos padres.

Albert es un soplador de vidrio, y con su esposa Sofía y sus hijos Klas y Klara, viven en un pequeño pueblo. Aleteo Brisalinda, una bruja adivina, vive muy cerca de ellos. Un día, Aleteo con sus sortilegios ve como se aproxima un poder maligno hacia la familia del soplador. Albert y Sofia ignoran el peligro que les acecha. Aleteo tiene un extraño ayudante, un cuervo que habla que se llama Talentoso cuyo ojo diurno ve las cosas buenas y brillantes de la vida, y su ojo nocturno ve las partes malas y oscuras. Sin embargo ha perdido el ojo nocturno, así que tooooodo lo ve de color de rosa (de ahí el primer párrafo que he elegido). Su dueña, en cambio, ve a través de las maravillosas alfombras que teje el destino de las personas, y un día, una de las terribles visiones de Aurora se hace realidad, ya que  Klas y Klara desaparecen sin dejar rastro.

"Cas siempre uno alcanza lo que quiere - sin que se sepa cómo ni cuando - y esa es la razón por la que da miedo tener deseos. Hay que desear lo que uno es capaz de aceptar de una u otra forma. Es muy importante tener esto en cuenta..."

Y más ahora que llegan las Fiestas de Navidad, así que.... pensar muy bien lo que vais a pedir a Papá Nöel o a los Reyes Magos porque..... a veces los deseos se cumplen...... y......

(Tit: Los hijos del vidriero. Gripe, M. SM, 1994)

sábado, 23 de noviembre de 2013

Preguntas para mentes despiertas. ¿Qué animal te gustaría ser?


Otro  libro para leer, tan sólo, o aprender leyendo (si es que pueden existir ambas posibilidades por separado). En este caso el libro se divide en varias preguntas que unos niños con nombre propio y localidad en la que viven, en diferentes partes del mundo, a modo de encuesta contestan. Será esta la finalidad real del libro, que el lector saque sus propias conclusiones y al final de la lectura conteste él mismo.

¿Qué es un animal para ti? ¿Qué animal te gustaría ser? ¿Te acuerdas cuando...?. A través de estas preguntas queda definido lo que es un animal, si son buenos o malos, si piensan o no, si son libres, la diferencia entre animales y bestias, entre humanos y animales......

Lo más divertido es pensar en que animal quiere ser cada uno, y aquí hay para todos los gustos: monos, gatos, caballos, águilas, leones, tortugas... ¡pero si hay hasta un dragón!.

En el capítulo ¿Te acuerdas cuando...? los niños recuerdan diversas situaciones en las que los animales han sido protagonistas, principales o secundarios, en su vida: una picadura de avispa, salvar un erizo de morir en un atropello, un pato que te sigue a casa porque se cree que eres su madre, adoptar un gato abandonado, y porque no....¡ver una sirena en la playa!.

La encuesta finaliza con dos preguntas muy significativas: ¿A que animales reales tienes miedo? y ¿A que animales imaginarios tienes miedo?.

Las ilustraciones muy modernas, aunque utilicen también la técnica del collage con telas, papeles, etcétera. Graciosísima la elefanta que lleva los mismos moñitos con lazo rojo que la niña que la ha elegido Jejejeje.

(Tit: Preguntas para mentes despiertas. ¿Qué animal te gustaría ser?. Monreal, V. Anaya, 2012)

Cuentos sobre conceptos básicos. La visita de Lucita. Dentro/Fuera


Un texto sencillo para explicar las diferencias entre dos palabras: Dentro/Fuera. Si, al más puro estilo Barrio Sésamo. Un cuento, o cuaderno de actividades, o cuento y cuaderno de actividades al mismo tiempo, que no por sencillo deja de tener su gracia.
La historia comienza DENTRO del castillo de un hada, llamada Lucita, a la que le chifla cantar

"Canta como un grillo dentro de su castillo". "Nada más levantarse, desayunar y lavarse..."

Lucita entra en acción cantando DENTRO del salón, FUERA de la cocina o arriba de una cortina.
Y de esta manera cantando y repitiendo el texto (lo cual resulta bastante curioso) pasan las páginas y así es como los animales que viven FUERA del castillo, en el campo, la escuchan y le preguntan como es que canta siempre DENTRO del castillo porque no lo hace FUERA y de esa manera ellos la podrán escuchar mejor.

"No seas aduladora tortuga encantadora, si canto dentro de mi casa es porque tengo que ensayar para algún día, así, debutar".

Pero entonces la tortuga le habla de un mago llamado Cantusón que se ha instalado  FUERA de la ciudad, y el hada se emociona tanto con la noticia que, olvidando su vergüenza, le pregunta la dirección para poder acercarse hasta allí. Y, por supuesto, de la emoción, se pone de nuevo a cantar.

"El mago que la oyó, entusiasmado la contrató, y ahora Lucita está muy feliz cantando y comiendo regaliz".

Al final de este pequeño cuento hay una serie de actividades para afianzar los conceptos. Las ilustraciones son chulísimas: mezcla de telas, papel, lana, pintura... unos encantadores collages muy propios para el texto y para la edad a la que va destinado el mismo. (Pre lectores de 0-5 años).

(Tit: Cuentos sobre conceptos básicos. La visita de Lucita. Dentro/Fuera. Viana, M; Ilustraciones Gradoli, E. Dylar, 2011)


sábado, 16 de noviembre de 2013

La abuela de Olivia se ha perdido


Es lo que tenemos las personas que somos tan golosas, que la frase: "Este si que es el último" cuando se trata de pasteles...nunca es verdad. Y esto lo entienden perfectamente Olivia y su abuela. Lo que ya no saben es que se van a meter en un buen lio, el día que les encargan ir al supermercado a hacer unas compras.

"Olivia cree que los dueños del súper deberían dejar que se probaran los dulces, igual que se prueban los pantalones o un vestido, para saber cual te gusta más".

Algo de lo más razonable, ¿no os parece?...aunque igual el dueño del establecimiento no está de acuerdo. Pero ella cree que es una magnífica idea y ¡oh casualidad! se encuentra un paquete de bizcocho abierto. Así que, con sus deditos decide coger un pellizco, y sin que nadie se de cuenta continua probando aquel delicioso bizcocho, hasta que cerrando sus ojitos exclama:

"- Mmmmmmmmmm"

Sólo que al abrirlos cae en la cuenta que la abuela ha desaparecido o..... ¿será ella acaso la que se ha despistado?. No hay problema, sea como sea, Olivia sabe lo que tiene que hacer, y en un plis-plas la abuela aparece junto al mostrador central, aunque eso si, algo nerviosa.

"- No le contaremos a nadie que me he perdido".

Como tampoco le contarán a nadie que el primer pastel del domingo se lo van a comer en ese mismo instante, porque...¿Hay algo mejor para celebrar un pequeño despiste que un dulce?....Mmmmmmm.....Nooooooooo!!!!.
Una historia divertida, sencilla, para contar o para compartir....aunque no seas golosa/o. (A partir de 3 años).

(Tit: La abuela de Olivia se ha perdido. Lindo, E; Ilus. Urberuaga, E. SM, 1997)


domingo, 10 de noviembre de 2013

La adoración de los animales


En esta ocasión me he saltado a la torera eso de buscar en la biblioteca, y os traigo un nuevo título que acaba de ser editado, y en cuya presentación (entrañable, concurrida, y divertida) estuve el pasado viernes en la Casa del Lector de Madrid.

Una obra poética, un texto teatral, una comedia infantil....como queramos definirlo, el caso es que se trata de un libro, editado con mimo (como todo lo que hace la Biblioteca de Autores Manchegos, de la que soy fan desde que la descubrí trabajando en la Biblioteca Nacional, en la que recibíamos puntualmente sus títulos que yo aprovechaba para hojear y disfrutar) original, divertido, con unas bellas, aunque escasas (ya lo dijo también Soledad Puértolas en la presentación) ilustraciones, con unos personajes fascinantes que, sin pretensión ninguno de ellos, de notorio protagonismo se hacen enseguida con el cariño del lector...bueno, del público, porque, no olvidemos se trata de un texto para representar.

Así que, ya sabéis, padres, profesores, bibliotecarios, mediadores, si tenéis que hacer la consabida fiesta navideña y no tenéis ni idea de como hacerlo este año, este libro os servirá de ayuda para montar de manera solidaria, económica, razonable, ¡vamos, políticamente correcta!, una estupenda representación navideña, con la que, os lo aseguro, no solo los niños se lo van a pasar pipa.

Os dejo una pequeña muestra.

"Asno
Yo he de llegar el primero porque en borrico se fueron a Egipto José y María, y en borrico entró Jesús en Jerusalén un día, y camino de Emaús hubo un borrico también llamado Matusalén.

Libre
Antes he de llegar yo pues corro más que los vientos y a saltos soy más veloz que cualquier burro corriendo

Rana
Para saltos aquí está la princesa de las charcas: soy algo verde, es verdad, y un poquito bocazas, pero saltando en el agua no hay quien me pueda ganar".

Al final la narradora, que también está incluida lógicamente, despide la función diciendo:

"Y colorín, colorado, se acabó el primer trimestre. Feliz Navidad tengamos - y muy generosos Reyes - todos los de este teatro: los que estáis de espectadores, el técnico y los actores, y esta maestra sin voz que os da las gracias. Adiós."

En palabras del propio autor es una obra hecha para salvar el conflicto de la Navidad, "un auto sacramental vuelto del revés", una representación cuyos protagonistas indiscutibles son los animales que van a adorar a un recién nacido. Una obra de carácter coral donde nadie destaca, una obra de fácil representación, pues la poesía es lo primero que enseñan en el colegio para memorizar, una obra que huye de la seriedad, pero que no pretende ser ñoña, y que consigue arrancar una sonrisa, y... hasta carcajadas (soy testigo de ello).
Enhorabuena a todos los que la han hecho posible.

(Tit: La adoración de los animales". Morales, J.L. Biblioteca de Autores Manchegos. Colección Calipso Infantil y Juvenil 2013)

sábado, 2 de noviembre de 2013

Árboles


No lo he hecho a propósito...¿o tal vez si?...no lo se, el caso es que elegí otro libro sobre árboles, quizá es que como me gusta tanto el otoño, y los árboles tienen esos colores tan bonitos..... Pero no os traigo cualquier cosa, no... este es un libro para niños de un grandísimo escritor.

"La modestia de los árboles es infinita..."

¡Buen comienzo! (Ya os decía yo que no era un libro cualquiera)

"Los humanos, en general, se llevan bien con los árboles, agradecen su sombra protectora, su frescura...

"...salvo los leñadores, los asesinos de los árboles".

Multitud de árboles, pero también pájaros que se cobijan en ellos, que comen de sus frutos, y duermen en sus ramas. Los pájaros cantan y agradecen a los árboles, pero los humanos, es lo que tienen, no entienden su idioma, y no saben lo que están diciendo, claro que tampoco entienden el idioma de los árboles.... ¡Lástima!, pero aún así...

""El árbol asiste silencioso a esta incomunicación de las vidas, y entonces yo decido estirar mi brazo izquierdo y me apoyo en su tronco solidario".

Y es que a pesar de ser testigos mudos, o eso nos creemos, ellos, los árboles siempre están ahí, a nuestro lado.

Para acercar la poesía, sin rima, a los más jóvenes, para que disfruten de la belleza de la literatura, sin más, para que aprecien la obra de un excelente escritor, en pequeñas dosis, como ésta: los árboles, una forma de invitar a los niños a amar la Naturaleza... con unas hermosas palabras.

(Tit: Árboles. Benedetti, M. Ilustraciones Zabala, J. Libros del Zorro Rojo, 2012)

El chico del bosque





"Esa noche en el corazón del bosque se está bien. La luz de la luna se filtra a través de las hojas y sólo se oyen suaves murmullos"

Así de bonitas son las palabras que se pueden leer en este álbum ilustrado, catalogado por la editorial dentro de la colección: Libros Gigantes....y doy fe que lo es, si, es bastante grandote, pero mucho mejor porque las ilustraciones, que son preciosísimas, se disfrutan más.

Es esta una historia de amistad, aunque también de soledad, la que proporciona el bosque, y de silencios, colores, olores, y murmullos. Si, porque todo eso es lo que puedes encontrar en un bosque, en la Naturaleza, y toooooodas esas cosas y otras muchas más, son las que comparten dos amigos: el chico que vive en el bosque y el que vive en el pueblo.

Una historia de sonrisas a golpes de nieve, de ramas caídas y árboles que susurran, crujen, y cuchichean. Una historia donde la Naturaleza manda, y mandan sus estaciones. Un álbum que comienza en verano y termina, también, en verano, porque es en esta estación, cuando el chico del bosque abandona a sus árboles y decide ir a hacerle una visita a su amigo del pueblo.

"El verano ha vuelto y el campo se extiende ante él. Es el día más feliz de su vida, va a reunirse con su amigo en el pueblo".

Seguramente más de uno/una se sentirá identificado viendo como disfrutan los dos amigos. Pues eso, disfrutar de la alegría de tener amigos, y también de la Naturaleza, a la que, por supuesto! también hay que cuidar, como a nuestra mejor amiga.
(Tit: El chico del bosque. N, Minne. Edelvives, 2013. Libros Gigantes)

sábado, 19 de octubre de 2013

Arriba el cielo abajo el suelo


Divertidísimo libro sobre un mundo donde los pueblos caen....¿cómo que los pueblos caen?....si, caen los edificios, las personas, los perros, los árboles, y como se pasan la vida cayendo, las personas no tienen pies si no polas. Un mundo, este tan curioso, donde la gente, claro!, no sabe lo que es el suelo.

- ¿Y que es el suelo?
- El suelo es...es...
- Por favor Alcalde, dinos lo que es el suelo que nos estás asustando muchísimo.
- El suelo nadie lo ha visto nunca, pero efectivamente es una cosa que da mucho miedo.
- ¿Por qué ?
- Porque está durísimo
- Ooooohhhhhh
- Y no solo está durísimo, si no que además es grandísimo

Y sucede que un día, y de ahí la historia, los del pueblo que cae más abajo...¿o es más arriba?...no lo recuerdo... les informa que va a llegar el fatídico momento en que lleguen al suelo, y que según la velocidad a la que caigan, lógicamente, el trompazo puede ser mortal. Por lo tanto hay que buscar un modo de reducir la velocidad de caída, investigando sobre las causas de porque caen. La cosa, después de varios intentos está clara: si eres feliz subes, si estás tristes bajas, por lo tanto hay que buscar un intermedio para aminorar la velocidad de caída, es decir estar contentos, pero no excesivamente porque si no flotarían siempre.....Así de sencilla parece la cosa pero que en el fondo no es, y si no que se lo pregunten a Lavarito, uno de los protagonistas que está empeñado en no estrellarse como una mosca contra el suelo cuando llegue el momento.

Las intenciones son buenas: el alcalde ordena que todo el mundo se enamore, así se sube, pero...como a veces el amor no es correspondido....lógico! se vuelve a caer con más fuerza porque la gente se pone muy triste. El alcalde ordena que todo el mundo ría, y lo ordenan a Nicodemo Meco (artista, cantante, pintos, animador cultural y excelente persona) que se ría porque tiene una risa de lo más contagiosa. Pero siguen cayendo...la bofetada puede ser espectacular.... sin embargo.....

- Esquilmela no te asustes pero te están saliendo en las polas unos dedos, como los de las manos pero pequeñitos.

¿Habrán acabado con la tristeza para siempre, o al menos hasta que aterricen?. ¿Alguien gritará "Suelo a la vistaaaaaa"?. ¿Les gustará el suelo que van a encontrar?. ¿Habrá más pueblos que les acompañen en esta aventura?...Por cierto!!!!!....¿Quien es Esquilmela?.

Una historia diferente, muy divertida, y con la que se puede aprender como con los sentimientos nos encontramos como esos pueblos que caen: arriba y abajo. Muy, muy, recomendable. No os podéis perder este libro que tiene frases como esta:

"Lavarito cuando se despertaba solo abría un ojo, y si le gustaba lo que veía, entonces abría los dos, era un truco buenísimo."

(Tit: Arriba el cielo abajo el suelo. Barba, A. Siruela, 2011)

miércoles, 16 de octubre de 2013

Hipo canta


Hipo es un hipopótamo al que le gusta cantar, pero lo hace fatal, ¡el pobre!. Su voz es ronca, seca, desagradable, tanto que el resto de los animales está hasta los cuernos de escucharle, porque, ¡claro! él no se da cuenta y sigue cantando mientras se ocupa de que ningún cocodrilo destroce las plantas de la charca donde vive.

Harto de que nadie sepa apreciar su "melodiosa voz" decide ir en busca de un lugar mejor donde pueda cantar libre, sin que nadie le moleste, y parte, rumbo a lo desconocido, con una cobra como compañera de viaje. Si, fatal elección, porque ya sabemos lo traicioneras que son estas "bichas". Y efectivamente así sucede, la cobra le deja tirado en medio de la estepa, allí cantará a sus anchas y hará todos los gorgoritos que quiera, pero... no tiene agua, y un hipopótamo necesita el agua para sobrevivir. Hipo se va secando poco a poco, y ya no puede ni cantar.

Pero no todo está perdido, porque al igual que hay quien le ha traicionado, también hay quien le echa de menos, suponemos que a él no a sus canticos (jejeje). Bongo, un muchacho del poblado cercano a la charca donde vivía junto al resto de animales, decide ir a buscarle, y le encuentra asediado por un leopardo, cuyas intenciones no son, precisamente contratarle por su bonita voz....¡Quiere zampárselo, evidentemente!.

El niño engaña al leopardo para que le ayude a llevarlo hasta la charca, de esa manera se hidratará, ganará fuerzas y ya no habrá bicho viviente que pueda con él.

¿Conseguirán salvarlo? ¿Seguirá cantando tan mal? ¿Le contrataran en algún sitio para que...deje de cantar? ¿Cuál es la autentica solución para este hipopótamo cantor?.

Responderé tan solo a una de las preguntas, pero que tiene la clave del resto: su problema se soluciona con amor (está visto que como casi todo en este mundo). ¿Habrá alguna enamorada por ahí a la que no le importe su desagradable voz?, es más...¿Habrá alguna hipopótama a la que le guste como canta?......

(Tit: Hipo canta. Posadas, C. Ediciones SM, 1987)

sábado, 5 de octubre de 2013

Las hijas de las tormentas. El quinto cristal


Y por fin llegamos a la última entrega, menos mal porque no se que sería de mi si tengo que leerme un cuarto libro. ¿Era imprescindible hacer tres libros de una historia que podría haber quedado mejor en uno solo?. Porque para jugar con los mismos recursos, escribir a veces, prácticamente, las mismas escenas, desarrollar idénticas ideas, y repetir diálogos hasta la saciedad, para todo esto, ya digo, es preferible escribir un solo libro con una buena historia y ya está. Imagino que será un encargo editorial y que el autor no ha tenido más remedio que imaginarlo así, pero.... no merece la pena, porque los que pagan el pato son los lectores de un autor muy digno, muy seguido y con una obra extensa y de calidad, pero que con productos como este decepciona.

El argumento gira en torno a la búsqueda del último cristal que les permitirá, junto con los demás, detener el cambio del eje magnético de la tierra que produciría el colapso de la civilización humana. Todas las Hijas de las Tormentas habían aparecido con uno pero también habían desaparecido con él… Excepto en el caso de Joa, y en el de Amina. Ahora necesitan encontrar a la tercera mujer que puede darles la pista definitiva para unir sus fuerzas: Indira Pradesh, nacida de una de las Hijas de las Tormentas en la India. Sin embargo, convencer a Indira no será fácil, porque su dura vida la ha convertido en una mujer escéptica y amoral con unos extraordinarios poderes.

Básicamente eso es lo que cuenta este tercer libro, y para eso volvemos a los tópicos, a las alusiones repetitivas sobre la belleza.

 "Tres mujeres hermosas, una con el cabello rojizo, dos con intensas melenas negras, altas, y esbeltas, únicas, acompañadas por un hombre joven, igualmente atractivo."

El mismo planteamiento, los mismos recursos, los mismos malos pero con distinta nacionalidad, diálogos, ya dicho, repetitivos, citas, frases, párrafos casi idénticos, de unos libros a otros, y para concluir mi mayor decepción en toda esta serie:

" Idealistas de izquierdas que se cuestionan, no dan nada por seguro, luchan por un mundo mejor, y los conservadores de derechas, reaccionarios siempre están seguros de todo, no se cuestionan nada. Eso es el totalitarismo"

Uffffff!!!!! que casposo, ¿no?. Y digo yo...¿no se puede ser un ser humano del montón, sin posicionarse en un lado ni en otro, suponiendo que aún existan tan marcadamente como algunos piensan? ¿Por qué hay que ofrecerles a los chavales una visión tan "limitada" de las ideas, de las personas? ¿Es este el mejor tipo de libro para ofrecer ese tipo de ideas, que al fin y al cabo pertenecen a la persona que está escribiendo?. Es complicado ser objetivo cuando uno escribe, pero creo que cuando los destinatarios son adolescentes en pleno periodo de crecimiento, a todos los niveles, aún más.
Lo que he venido repitiendo a lo largo de esta serie: creo que hay mejores formas de dar a conocer civilizaciones tan importantes históricamente como la egipcia, la china o la tibetana, que utilizando los recursos tan manidos por los autores "para adultos" como los extraterrestres, el terrorismo o la clonación. Si a esto unimos la cantidad de errores ortográficos de esta última entrega, sin duda puedo decir que es la peor de las tres. Decepcionante, previsible, escrita con prisas (al menos a mi me lo parece) prescindible, pero.... esta es mi opinión, ya sabéis, hay que leerlo, porque igual a vosotros os entusiasma.

(Tit: Las hijas de las tormentas. El quinto cristal. Sierra i Fabra, J. Edebé, 2011)

jueves, 26 de septiembre de 2013

Las hijas de las tormentas. La cruz del Nilo


Habíamos dejado a una de las hijas de las tormentas en México, en concreto en Chichén Itzá. Pues bien, ahora hay que buscar a las otras dos, además de seguir buscando a sus padres, y la protagonista al más puro estilo Lara Croft (de verdad que en algunas ocasiones me la recuerda mucho) viaja por el Sudeste Asiático, Oriente Medio y África con toda naturalidad. Vamos! que como no tiene problemas de dinero porque su padre esto de la arqueología le ha ido muy bien (debe ser de los pocos, ya digo como el padre de Larita) y está forrada, literalmente, se puede permitir dar saltos por el globo terráqueo así, sin más.

Su viaje, en solitario porque su chico se ha quedado en Barcelona currando, en la búsqueda de las otras dos "hermanas" la lleva a Egipto donde se encuentra con más de lo mismo: persecuciones, asesinatos, policías medio tontos, otros un poco más listos (poco), fanáticos religiosos, turistas que son "vomitados" por los autocares (una expresión que utiliza en ambos libros), los taxistas egipcios (como no!) pirámides, y muchos, muchos tópicos.

No hay que olvidar que Joa, Georgina Mir, es una chica muy atractiva (algo que no se cansa el autor en repetir hasta la saciedad, también lo hará con las otras dos protagonistas) pelirroja, que viaja sola, ni más ni menos que por Egipto, Jordania y Mali.... ¿A que puede parecer increíble que no tenga ningún problemilla?, pues así es, los tiene, pero la persiguen directamente para quitarla del medio, unos, y los otros, los americanos, como siempre, para exprimirla el cerebro a ver que pueden sacar de su mente alienígena.

En este segundo libro conoceremos a Amina, más joven que ella, quince años, pero guapísima, tanto que se podría ganar la vida como "modeli", no lo digo yo, lo dicen también en el libro, no os vayáis a creer. Amina es el contrapunto de Joa, más incrédula, no ha tenido una vida fácil precisamente, y eso la lleva a desconfiar de todo y de todos, es una superviviente nata y en principio no le sienta muy bien la historia que le cuenta la pelirroja. Al final acaba enamorándose del novio de la catalana, que se suma al grupo de búsqueda en tierras jordanas. ¿Cómo se entienden entre ellos?, en inglés of course!.

En esta segunda entrega si se hace referencia a la facilidad que tiene las chicas para aprender, la memoria prodigiosa que tienen, y otros poderes aún más inquietantes. Así que cuando en la página 135 dice "Tenía ligeras nociones, gracias a mi padre, de como interpretar jeroglíficos" y a continuación se pone a traducirlos como si tal cosa, no os alarméis los incrédulos que más adelante se explicará el motivo. A mi me recuerda mucho todo esto a la película El quinto elemento (Mila Jovovich, no se si a alguien le sonará) y por supuesto a Stargate, pero....

El desarrollo de este segundo libro es idéntico al primero, incluso algunas escenas parecen clones: los turistas con el guía, tanto en Chichén Itzá como en Karnak, cientos de vendedores con sus tiendas, los policías, tanto mexicanos como egipcios parecen cortados por el mismo patrón, etc... además sigue con la curiosa idea, terrible error a mi modo de entender, que en esto de la arqueología es todo tan sencillo como consultar Internet, en fin!. Al igual que sucede en el primero de los libros da muchos datos sobre la cultura egipcia, sobre todo relacionado con Órión (típico tópico que les llevará después a visitar a la tribu de los Dogón, en Mali) y la astronomía. Bastantes datos más sobre tumbas reales en el Valle de los Reyes (no de los Nobles) como la de Userhat (tumba 47) supervisor real del harén de Amenhotep III (XVIII dinastía).

Sigo pensando que se puede hacer una historia de ciencia-ficción utilizando las grandes civilizaciones sin tener que utilizar a los extraterrestres, o a los americanos, y es por lo que me resulta chocante que en estos libros se de una de cal y otra de arena. Por un lado, bastantes datos reales sobre historia, y otros de una ingenuidad y de una simpleza tremendos, además de alguna metedura de pata, como hablar de "grifos" en lugar de "glifos", los primeros no se pueden leer porque son animales mitológicos. Pág.87; o convertir al temido Apophis en cometa, cuando en realidad se trata de un asteroide. Pág. 359.

Lo que siempre os digo, hay que leer para poder tener un criterio propio. Me queda una tercera entrega y aunque se que me decepcionará, como estas dos anteriores, me la leeré, porque si no.... ¿Cómo os creéis que hago yo mis reseñas?, pues leyendo cosas que incluso...me gustan!!!!!!.
(Espero que los fans de Sierra i Fabra no me odien, de verdad que yo he leído más cosas de este hombre y me han gustado, pero precisamente esta trilogía.....no, no es una de ellas.)

(Tit: Las hijas de las tormentas. La cruz del Nilo. Sierra i Fabra, Edebé, 2008)



jueves, 19 de septiembre de 2013

Las hijas de las tormentas. El enigma maya


A ver como digo yo esto.....si queréis un libro entretenido, sin más, facilón, donde existen imprecisiones, contradicciones, y no sois unos fanáticos de la historia maya....este es vuestro libro. Si por el contrario, pretendéis encontrar en él una "historia de la historia de la cultura maya", coherente, y que no utilice la consabida relación de los mayas con los extraterrestres y el fin del mundo (¿Alguien sabe que sucedió el 21 de diciembre de 2102?...ah! es verdad, nada) no se os ocurra leerlo, aunque... soy de la opinión que hay que leer de todo para poder tener criterio propio y tomar postura, como yo lo he hecho con este libro.
Que conste, y buena prueba de ello es este blog, que he leído más obras de Jordi Sierra i Fabra y me han gustado, por lo que, quizá, este ha sido una gran decepción. Pero bueno, os cuento un poco el argumento y vosotros mismos....

Año 2012, Joa tiene 18 años y vive en Barcelona. Su madre desapareció sin dejar rastro cuando ella era pequeña, y su padre, un renombrado arqueólogo, pasa mucho tiempo de viaje. En uno de esos innumerables viajes se encuentra, cuando Joa, Georgina Mir para ser más exactos, recibe una llamada informándole de la desaparición de su padre, que se ha esfumado sin dejar huella, y es aquí donde comienza su aventura, pues no duda ni un momento en ir a buscarlo al último lugar donde tuvieron noticia de él: las ruinas de Palenque, en México.
A partir de aquí se suceden las persecuciones, las investigaciones, los descubrimientos, todo ello relacionado, y de eso ella se va enterando a medida que transcurre la aventura, con la aparición a finales de noviembre de 1971, durante una serie de violentas tormentas, de cincuenta y dos niñas recién nacidas en diferentes lugares del mundo. Una de esas niñas resulta ser su propia madre. ¿Quiénes eran? ¿De dónde venían?.

El libro, se supone, está recomendado para una edad a partir de dieciséis años, por eso no me parece bien que el primer acercamiento "serio" a la cultura maya sea precisamente a través de una novela donde la ciencia ficción le echa un pulso a la historia. No tiene mucho sentido ofrecer 30 páginas con una explicación exhaustiva sobre el calendario maya, con toda su complejidad, y a continuación ofrecer escenas al más puro estilo Stargate, unidas a un sinfín de frases de lo más new age.

"Y penetró en las mentes de los hombres. Encontró sus propios fantasmas y se los colocó en su alma"

o...

"Fíate siempre de tu corazón y actúa día a día de acuerdo con él. La vida es eso: el día a día..."

Existen también contradicciones, que en los siguientes libros se van desvelando pero que en este primero no quedan muy claras, como por ejemplo el conocimiento que tiene ella sobre arqueología:

"Conocía lo suficiente acerca de los mayas, aunque tampoco era mucho. Para eso estaba Internet".

??????????????, me parece tremendo que se pueda decir algo así, porque, evidentemente Internet es un mundo, si, pero todo, todo, todo...no está ahí, y darle esa imagen a los chavales...no me parece bien, la verdad. Esa frase es de la página 29, y sin embargo en la 269, otro de los personajes dice lo siguiente:

"¡Cómo si fuera así de sencillo interpretar los signos, los símbolos y geoglifos de esa gente!. La arqueología es la ciencia del tiempo. Desenterramos millones de años de historia y buscamos la forma de desentrañarlas en apenas unos pocos meses o años de nuestro efímero presente."

Pues efectivamente, lo que no parece muy lógico es que una chica de 18 años que confiesa saber "lo suficiente de los mayas" simplemente con la ayuda de Internet se ponga a traducir la escritura maya con toda naturalidad.

El libro es, en mi modesta opinión, un batiburrillo de datos históricos, hechos concretos, reales, con experiencias extrasensoriales, una trama policiaca, una historia de amor, de ciencia ficción, donde, como no podría ser de otro modo también están incluidos..... los americanos ¿¿¿¿Guantánamo????.

Decepcionante, me imaginaba otra cosa, quizá por ello me he llevado este chasco. No me parece ni creíble, ni seria, para la edad a la que va destinada, creo que se podría haber escrito una buena historia sobre la cultura maya, sin utilizar a los extraterrestres, y que a la vez fuera una historia de ciencia ficción. ¿No resulta suficientemente atractivo conocer que los mayas fueron capaces de los sacrificios más atroces y de las manifestaciones artísticas más bellas?. ¿No es extraño el sobrevivir en un ambiente tan hostil como la selva, y a pesar de ello crear una de las civilizaciones más importantes de la historia de la humanidad? .

Se me ve el plumero, si, supongo. Soy una enamorada de la cultura maya, como también lo soy de la egipcia y la hindú. Así que, mucho me temo que los dos siguientes comentarios de Las hijas de las tormentas (La cruz del Nilo y El quinto cristal) que precisamente se ambientan en ellas, lleven este mismo camino. Ojo!, mis comentarios son de lo más personal... que aburrimiento si a todo el mundo nos gustara lo mismo, ¿verdad?. Pero para opinar hay que conocer, así que.... primero leer.

(Tit: Las hijas de las tormentas. El enigma maya. Sierra i Fabra, J. Edebé, 2008)


domingo, 15 de septiembre de 2013

El mundo de papá


A menudo los adultos olvidan que una vez fueron niños, y no recuerdan que en esa época de su vida las cosas se ven de un modo muy diferente. Las grandes hazañas, los problemas del mundo, las prisas, o los acontecimientos deslumbrantes apenas si tienen cabida cuando tienes nueve años, pero claro! eso no lo recuerdas si ya tienes unos cuantos más... que pena.
Orión (si, como la constelación) tiene un padre de lo más comprometido, sólo que su compromiso es con el mundo, en general, no con su familia. ¡Abajo los pesticidas! ¡La energía nuclear mata! ¡Si a los pollos biológicos! ¡Abajo el trabajo sexista!...lo dicho, un ser humano de lo más comprometido, pero...¿un padre de lo más comprometido también?....pues va a ser que no.

"Mi madre nos dice muchas veces que está orgullosa de nosotros. No recuerdo que mi padre lo haya dicho jamás."

Y es que a menudo los adultos olvidan cuales son sus auténticos compromisos. A menudo olvidan que no se puede tener todo, que se toman decisiones importantes, como tener una familia, unos hijos, a los que prestar atención, porque el tiempo pasa muy rápido y te pierdes muchas cosas si no sientas prioridades, te pierdes...tantas cosas.

"En cuanto acabamos de cenar subo rápidamente a mi habitación para coger mis cuadernos de clase. Tengo montones de buenas notas que enseñar a mi padre (...) mi padre ya no está. Ha ido a encerrarse a su despacho y no se le puede molestar cuando trabaja..."

Una marea negra, una causa de fuerza mayor, hará que padre e hijo pasen unas cuantas horas juntos y compartan esa experiencia, y se unan (quizá) un poco más. Orión, de algún modo y bajo su perspectiva de nueve años, entenderá algo mejor porque su padre le quita tanto tiempo a su familia para salvar al mundo. Lo hace por ellos, por su futuro, por su seguridad, si, pero...¿a que precio?.
Salvará la vida de un frailecillo (no es un cura chiquitito, como podéis imaginar, es un tipo de ave...Ah! ¿Qué ya lo sabíais? jejeje....) al que pondrá el nombre de Momo, conocerá a José Miguel, un amigo de su padre, también revolucionario, y llorará, llorará mucho, pero esta vez no porque su padre no le haga caso, si no porque no entiende la manía que tenemos los seres humanos de hacer daño a la Naturaleza sin más, y se verá impotente para salvar a tantos pájaros, peces y ballenas.

"Oigo el corazón del frailecillo latiendo muy deprisa y luego calmándose. Está tranquilo, escucho el corazón de mi padre y el mío, y tengo la impresión de que nuestros tres corazones laten al unísono."

Un buen momento este comienzo de curso, este comienzo de tantas cosas (gimnasios, colecciones de minerales, relojes, abanicos, punto de cruz.....) para recordar que hay prioridades en la vida que son eso...prioridades. ¿Hace falta dar alguna explicación más?.
(Tit: El mundo de papá. Moka, Ilustraciones: Fernández, F. Edelvives, 2004)

martes, 10 de septiembre de 2013

Boca cerrada

¿Os imagináis que un día dejáis de hablar, y a partir de ese momento va enmudeciendo todo lo demás?. Pues eso es justamente lo que sucede en esta historia.

"Un día, en un país no muy lejano, un niño dejó de hablar"

Y entonces el gato deja de ronronear, la casa no abre sus contraventanas, las flores bajan sus cabecitas, el camino decide no conducir hasta el jardín, el sol deja de brillar y se hace la noche...
Pero...siempre hay un pero, ¿verdad?.. menos mal! porque ¿qué sería de las historias sin el pero?...

Pero... una estrella desliza entonces un pequeño sueño en el corazón del niño, y en ese sueño están las historias y los cuentos que le contaba su abuela antes de la guerra (por desgracia siempre hay alguna guerra, en algún lugar, en cualquier momento, el dónde, creo, es lo de menos), y los recuerdos son tan hermosos que el niño vuelve a tener palabras que decir. Y de ese modo el gato vuelve a ronronear, la casa abre sus ventanas de par en par, las flores se muestran preciosas, el camino....

"Y como antes, las bellas historias y los cuentos, hacen nacer sueños y recobrar la ilusión a los niños"

Ojalá fuera tan sencillo. Ojalá la gente que comienza las guerras pensaran alguna vez en los hijos de los demás, en los propios, en los que están por nacer, en los que sufren, en los que dejan de hablar, en los que dejan de tener ilusiones y sueños, en los que comienzan tan sólo a odiar, sentir miedo, rabia, o impotencia. Ojalá en algún momento las guerras se convirtieran también en eso, en sueños, malos sueños, y que fueran tan sólo un recuerdo, tan sólo eso. Mientras tanto la esperanza sólo está en historias como esta. (Los derechos del libro han sido cedidos a la Asociación ANISSA Culture Action para el reconocimiento de los artistas argelinos en el mundo).

(Tit: Boca cerrada. El poder de los cuentos.Bigot, G; Mateo, P. Edelvives, 2002) 

jueves, 5 de septiembre de 2013

¿Todavía nada?


¿Todavía nada?, habla de la paciencia, del silencio o, mejor dicho, de hablar solo cuando es útil, cuando de verdad se tiene algo importante que decir, de los regalos, de la recompensa y hasta...de estar enamorado!. Y de todo eso habla con muy poquitas palabras, y a través de unas ilustraciones muy curiosas, hechas con papeles arrugados, trozos de alambre, hilos, tuercas, corcho y tela.

¿Y que cuenta?. Cuenta la historia de una semilla, plantada, con todo el entusiasmo del mundo por el Sr. Luis, en un enorme hoyo que tapa, riega y espera...espera poco, eso sí. Porque el Sr. Luis es muy impaciente y cree que una semilla va a brotar, ¿al instante?... ¿en un día?... no, ¡demasiado pronto!.

"- Hay que tener paciencia - le dijo al pájaro.
  Pero el pájaro no dijo ni pio"

Y así pasa un día, y otro, y otro, y otro más, y ni la semilla da señales de crecer, ni el pájaro decía.... Exactamente! ni pio.

" -¡Estoy hasta el gorro!. No vale la pena que vuelva mañana."

Así lo hizo, no volvió. Y, ¿a que no sabéis  quien se aprovechó de la poca paciencia del Sr. Luis?. Pues si, el pájaro, al que vino muy bien estar pendiente del crecimiento de la pequeña semilla, porque su preciosa flor le fue muy útil como regalo. ¿Diría entonces algo más que....pio?.

Una historia muy sencilla, pero muy bien contada, con unas ilustraciones, ya digo de lo más curiosas, que hace partícipes a los más pequeños del nacimiento de una semilla, paso a paso. Muy chulo!.
(Tit: ¿Todavía nada?. Voltz, C. Kalandraka, 2003)



lunes, 26 de agosto de 2013

Mariluna


"Se llama Mariluna porque nació en plenilunio... y porque sus ojos son del color del mar dormido"

Un hermoso álbum ilustrado que habla de una niña muy especial, como tantas, y tantos otros, que también lo son. No es necesario ser diferente a los demás para serlo, aunque las personas, algunas, y a veces, se empeñen en que así sea. ¿Qué es ser normal? ¿Qué significa ser diferente? ¿Qué entendemos por ser especial?

" A veces se pasa las horas buscando por los rincones. Seguro que quiere encontrar las palabras que se le han perdido en este tiempo."

Porque Mariluna no habla, no es como los demás, anda de puntillas, es solitaria, una pequeñaja que vive en su mundo... quizá es que no le interese el mundo que ve, el "mundo normal", el del resto de nosotros que, estoy segura, si pudiéramos, haríamos como ella muchas veces, desconectar y vivir en nuestro silencio, con otra manera de mirar lo que nos rodea, con nuestros ojos, sus ojos, unos ojos inmensos, llenos de luz, la suya.

"Dice mi hermano que a Mariluna le hacemos daño de tanto que la queremos. Y que si no fuera tan solitaria no sería Mariluna".

Debe ser duro intentar buscar en otro, sobre todo en un niño, la "normalidad", que tanto ansiamos los seres humanos, la que nos hace iguales, la que nos identifica como personas, y no encontrarla, y tratar de buscar explicación a una ausencia que no parece real, "normal". Pero.... la Vida es mucho más sabia, y tienen que existir personitas como Mariluna para que aprendamos que la perfección, la normalidad, lo que debe ser, lo que está bien, tan sólo existe en nuestro limitado, para algunas cosas, cerebro humano.

"...ahora se que no hay nadie como ella, que tenemos mucha suerte de que naciera en plenilunio. Y me gusta que se llame Mariluna."

En realidad esta es una historia real, un homenaje a Elsa, la niña que le inspiró a la autora tan bellas y conmovedoras palabras, pero también es un libro que sirve para contarle a los niños ciertas cosas que, como el autismo, seguramente, ellos verán con más naturalidad que los mayores.

(Tit: Mariluna. Tortosa, A. Tomás, N. Republica Kukudrulu, 2011)

La palabra más hermosa


Los gemelos Georgina y Daniel han pasado dos meses en cama, enfermos, sin poder salir de casa, sin poder ir a la escuela (¡Que mala para, pensaran ellos! jejeje).

"Al final hasta su madre pensaba que, o se curaban de una vez, o se marchaba de vacaciones al Caribe, o les echaba por la ventana. Ni ella, ni ellos, sabían qué hacer. ¡Dos meses en casa atrapados!"

Pero como nada es eterno, llegó el día en que tuvieron que volver al colegio (¡Vaya!, pensaron seguramente ellos, aunque el libro no lo diga), y como habían pasado tanto tiempo fuera de las aulas, deciden ponerles una prueba para ver si es verdad que están preparados, y pueden pasar de curso. El profesor Maestro (que nombre más original, ¿verdad?) nuevo en la escuela, es el encargado de ponerles la prueba, que no será de otra materia que Lengua y Literatura, pues como el mismo dice...

"Las palabras son lo más bello e importante que hay"

Imagino que más de uno estará en desacuerdo, al pensar en los gatitos pequeños, las tartas de chocolate y frambuesa, los días de vacaciones, las mañanas en la playa, los cuadernos nuevos, los abrazos de mama al despertar.... Bueno, es cierto, quizá este profesor sea un poco exagerado pero no podéis negarle que las palabras son muy importantes y que algunas son realmente hermosas: ABRAZO, CHOCOLATE, PLAYA, SOL, ALEGRIA, RISAS......

En realidad, la prueba es una excusa perfecta para que los niños, a través de unos curiosos acertijos que deben buscar en unos, no menos, curiosos lugares como La Tienda de las Palabras, La Biblioteca de los Cien Mil Libros, o El Parque Temático de las Palabras, completen una frase, acaben el juego, aprendan más palabras, y adiestren su ingenio.

"Hay tiempo para todo si se emplea bien" ....

Les dice un personaje, de los muchos que conocerán a lo largo de su recorrido en busca de esa palabra, que no es otra que.... Pero, ¿es que hay tan sólo una palabra hermosa?.
También aprenderán que todo es muy relativo, que cada una de las palabras que existen es hermosa porque depende de para qué, y para quién, pero sobre todo, sobre todo, aprenderán a amar las palabras. Y que importante es eso para amar la lectura, ¿verdad?.

(Tit:La palabra más hermosa. Sierra i Fabra, J. Algar, 2005)


lunes, 19 de agosto de 2013

Los traspiés de Alicia Paf



Alicia Paf, al parecer, es muy pequeña, y no me refiero tan sólo a la edad, no, si no a su tamaño. Y debe ser así porque tiene la costumbre, la mala costumbre, de caerse en unos sitios de los más extraños.... como podréis comprobar.

" - ¡Alicia!. ¿Dónde estás, Alicia?.
  - Estoy aquí abuelo
  - ¿Dónde?
  - En el despertador."

¿No os parece un sitio extraño, y de los más incómodo para caerse?. 
En otra ocasión el abuelo que, volvía a buscarla para darle la merienda, tiene que sacarla con una cuerda de la botella donde se ha metido esta vez. Un cajón de la cocina, un balón, e incluso la luz de una luciérnaga. Nada escapa a la curiosidad de esta pequeña y aventurera niñita.

"Alicia Paf hacía pompas de jabón. De golpe, tal vez por soplar demasiado fuerte, hizo una pompa más gorda que las otras y cayó dentro de ella con pajita y todo. La pompa pasó por encima de la barandilla, el viento la impulsó hacia arriba, y habría llegado a estallar contra el canalón si Alicia, volviéndose hacia el otro lado, no la hubiese obligado a desviarse con su peso.
- Menos mal que es una pompa dirigible - pensó Alicia para consolarse - Y menos mal que a esta altura no hay mariposas. "

Si, menos mal. Y es que Alicia, a pesar de todo, siempre tiene mucha suerte y todas sus aventuras siempre acaban bien.

" - ¡Viva! - gritan los invitados, dando un suspiro de alivio.
- ¡Golosa! - refunfuña su abuelo.
Pero también él está contento de que Alicia no se haya hecho daño y que ahora pueda soplar para apagar las siete velitas.
Todos comen la tarta, pero Alicia no quiere: ya ha tenido su porción".

¿Hay mayor aventura que caer en tu propia tarta de cumpleaños, y aparecer un buen rato más tarde, asomando la cabeza por la letra A... de Feliz Cumpleaños?.
Así es Alicia Paf, una niña privilegiada que hace cosas....increíbles. Rodari nunca defrauda, ¿verdad?.

(Tit: Los traspiés de Alicia Paf. Rodari, G. Anaya, 2005. 9ª impr.)

miércoles, 14 de agosto de 2013

El niño que vivía en las estrellas


"Un día fueron las drogas las que "ayudaron" a los más débiles a escapar de sus duras realidades cotidianas. ¿Qué tiene de extraño que, en la actualidad, haya otras formas de drogarse?"

Este es un libro editado hace casi veinte años y que, sin embargo, habla de un problema que no puede ser más actual. Hay una nota al comienzo que indica que esta basada en hechos reales, pero sea como fuere, real o no, resulta irrelevante, lo verdaderamente importante son los hechos que, hace veinte años o ahora mismo, son síntoma de una sociedad enferma.

La historia de un niño que, aparentemente, no tiene familia, y que habla raro, se comporta raro, hasta tal punto que algunos dudan si es humano, ¿es un extraterrestre?. Un psicólogo se encarga de averiguar quién es, que ha sucedido, de donde procede, cuales son los motivos para que su comportamiento sea tan extravagante: no sabe comer, no sabe su nombre, habla de coordenadas, Andrómeda, volver a casa, el Poder, enemigos, eliminarlos...

Sin embargo la explicación es más sencilla, pero mucho más aterradora.

"¿Hay alguna diferencia entre atar a un niño con una cadena o sumergirlo en un mundo irreal para que no moleste?"

Un mundo deshumanizado, vacío, carente de valores y sentimientos, una sociedad donde prima la competitividad, el tener, la soledad en forma de decenas de aparatos que aíslan de los otros. Una sociedad virtual, imaginaria, fría, a la que muchos se enganchan, como una droga más, para no ver su verdadera historia, su verdadera realidad.... aunque para ello tengan que dejar de ser personas, humanos, felices.
Sin embargo hay esperanza, siempre la hay, ¿no?, y es tan sencilla, tan a la mano de todos está que a veces se olvida que es lo realmente importante, y lo que, a pesar de lo que digan mucho, mueve el mundo: El Amor.

(Tit: El niño que vivía en las estrellas. Sierra i Fabra, J. Alfaguara, 1996)

Un huevo con sorpresa


"Todos los pájaros habían puesto un huevo. Bueno, todos menos Pato. Entonces Pato encontró un huevo. Para él, el huevo más bonito del mundo".

Pero para los demás pájaros no era el más bonito precisamente, y por eso comenzaron a reírse de él, no sólo no había puesto ni un solo huevo, si no que al buscar uno, había elegido el más feo y raro que habían visto jamás.

Y como no está bien reírse de la gente, ni juzgarlos por lo que aparentan porque a veces, y sólo a veces, las apariencias engañan, ¡y mucho!, el final de esta historia enseña que las risas de unos, pueden llegar a convertirse en las carcajadas de otros, porque llegada la hora del nacimiento, del momento de eclosión del huevo, cuando ya todos los demás polluelos han roto el suyo, todos menos el del Pato, claro! que desesperado comprueba que hasta en eso su huevo es un poco raro porque tarda mucho y espera..... espera.......espera........ Hasta que....

¡CRAC!   ¡CRAC!    ¡CHAS!

Un pequeño libro que encierra una historia muy divertida, aleccionadora y tierna, todo ello en muy poquito espacio y en muy pocas páginas. Genial!

(Tit: Un huevo con sorpresa. Gravett, E. MacMillan, 2012)

martes, 6 de agosto de 2013

El cielo de Anna


Desde un columpio, cabeza abajo, se ven las cosas muy diferentes...muy diferentes. Por eso Anna le invita a su padre a que comparta esos mundos que ella ve desde allí, así, quizá, puedan sonreír de nuevo, sobre todo él, su padre, porque tras haber perdido a su madre, ya no es el mismo.

"- Mamá decía que los pájaros son flores voladoras, y que el girasol es el hermano pequeño del sol.
- ¿Cómo se apaña Dios para echarle un ojo a todo el mundo?- pregunta Anna
- Dios debería poner un buzón para preguntas y reclamaciones - responde papá.
- ¡Mira papá! hay un agujero en el cielo, ¡venga, vamos a zambullirnos!"

De este modo padre e hija surcan el cielo, su particular cielo, inundado de caballos voladores, cartas que no llegan nunca a su destino, jardines por cuidar, y bibliotecas repletas de libros que Dios puede consultar. Y entonces, por fin su padre sonríe.
Ilustraciones impactantes, mezcla de collage, pop-art, fotografía y diseño por ordenador que llevan el ritmo y la historia a la perfección. Un libro para tratar el tema de la pérdida y la tristeza utilizando la imaginación más surrealista.
(Tit: El cielo de Anna.Hole, S. Kokinos, 2013)

miércoles, 31 de julio de 2013

El pequeño bebedor de tinta roja


"Carmela es la pequeña bebedora de tinta de mi vida. Juntos, con una pajita doble, bebemos libros cada vez más gordos y apasionantes...."

Una de esas apasionantes historias será, ni más ni menos, que el cuento de Caperucita roja, sólo que cuando están a mitad de libro, surgen...digamos...problemillas...

"Nada más terminar el primer párrafo, intenté beberme la imagen del lobo que había de la página de la izquierda. Aspiré con todas mis fuerzas, pero sucedió algo increíble y empezamos a encoger..."

Esto de beber libros engancha, y ambos, Daniel y su amada Carmela, se han vuelto un poco ansiosos, lo que les traerá consecuencias. Al parecer, a los bebedores de tinta se les puede beber... ¿quienes?, muy sencillo: los bebedores de los bebedores de tinta, que no son otros que los personajes de los cuentos...

"El lobo y yo estamos hartos de vivir siempre la misma historia. Así que hemos decidido tomar las de Villadiego utilizando la pajita, e ir a respirar el aire de ahí afuera".

De este modo se intercambian los papeles, Daniel y Carmela se ven convertidos en el lobo y en Caperucita, y de esta forma se disponen a vivir un cuento de lo más singular, que les lleva, ¡como no!, hasta la casa de la abuelita, donde la situación, por así decirlo, se complica un poco...

"- ¡El lobo tiene la obligación de comerme y sanseacabó!. ¡Luego te comerá a ti!. Eres un personaje del libro. ¡Obedece a la historia!.
- ¡Yo no soy un personaje de este libro!
- ¡A mi no me vengas con cuentos!. ¡O me comes o te vuelves a tu casa!.

Daniel, es decir, el lobo, acaba desesperado porque, evidentemente, no tiene ninguna intención de comerse a nadie, a su vez Carmela, es decir, Carmelita roja, se desmaya de tanta impresión, y la abuelita se acaba convirtiendo en...

"Que brazos más grandes tienes. Que piernas más grandes tienes. Que orejas tan ridículas y minúsculas. Que ojos tan rojos tienes..."

No os preocupéis, esta historia tiene un final feliz, bueno, al menos eso creo, porque aún no se ha sabido nada sobre los verdaderos personajes del cuento. ¿Estarán aún deambulando por la ciudad de los bebedores de tinta?.

Pero todo esto tiene una explicación:

"- Ocurre a veces que los bebedores de tinta más tragones son aspirados al interior de un libro. Para no quedarse aprisionados en sus páginas, han de mostrarse más fuertes que la historia, transformándola un poquito".

¡Y tanto!. El resultado es divertidísimo, como todos los libros de esta serie (ya sabéis que soy fiel admiradora de las aventuras de este curioso vampirillo).
(Tit: El pequeño bebedor de tinta roja. Sanvoisin, E. Edelvives, 2005)



Sinsajo - En llamas

                                                                                                                                                                                            
Por fin! Lo conseguí!. Conseguí terminar de leer la trilogía completa, eso si, harta he acabado de sangre, muertos, hambre, heridas, guerras.... ¿Y esto se supone que es lectura para adolescentes?... no me extraña que tengan una visión tan pesimista de la vida, de los seres humanos, y de la sociedad en general. Pero bueno, yo a lo que voy, ¿Qué me han parecido como libros?... Pues.... son estupendos para filmar películas, si claro, es lo que están haciendo. Siguen teniendo un ritmo endiablado, acción, descripciones minuciosas de bombardeos, ataques, sentimientos encontrados, ira, rabia, excesos... (Todo deal para que Hollywood se forre a hacer películas taquilleras) ¿no estaría yo viendo un Telediario?...No, estaba leyendo, y cuanto más leía más ganas tenía de saber....¿Cómo demonios va a hacer que termine esto?.

En el primer libro encontramos una especie de tregua, por poco tiempo eso si. Los ganadores de los Juegos, Katniss y Peeta deben hacer su recorrido triunfal por los distritos para promocionar la tensa paz sostenida por el Capitolio. Continua su historia de amor, fingida frente a las cámaras, algo más consistente tras ellas. Pero lo que se van a encontrar son unos distritos en pie de guerra, y que han tomado a Katniss como su modelo, su heroína, su arma contra la opresión, será su líder sin ella saberlo, y esto provocará el miedo de los que mandan, y con ella su represalia: deberán volver, aunque no hubiera precedente de ello, a los Juegos, y entonces si, sólo podrá quedar uno. Esta vez la sangría (no precisamente nuestra famosa bebida veraniega) se desarrollará en una isla, muy peculiar, con unos instrumentos de tortura también peculiares, y.... después de unos cuantos muertos, heridas, bombazos y demás, Petta es hecho prisionero, y Katniss es rescatada en último extremo por los rebeldes, que no son otros que los ciudadanos del Distrito 13 que, al parecer, están sanos y salvos, con la ayuda silenciosa del Capitolio que sus motivos tiene para hacerlo.

En el segundo libro Katniss, convertida ya en emblema oficial de la revolución, convertida en el Sinsajo, lidera, muy a su pesar, las fuerzas que lograrán rescatar a Peeta (pobrecillo, lo que sufre este muchacho!, hasta le han lavado el cerebro y ahora odia a su gran amor...¿os lo podéis creer?... Y es que para hacer tres libros, y mantener la intriga hay que sacarse de la manga este tipo de recursos), derrocar al doctor Snow, acabar con la líder del Distrito 13 que, a su vez, quiere acabar con el Sinsajo para que no le haga sombra, y acabar para siempre con Los Juegos del Hambre. Es mucho acabar, si, a mi también me lo parece. Pero.... "acabar" con la sumisión significará dejar por el camino muchas vidas, significará cambios muy drásticos, y pérdidas que, en el caso de Katniss, son cargas muy pesadas de soportar.

El final, lejos de ser optimista, esperanzador, al menos a mi no me lo parece, es de lo más deprimente, y triste, porque aunque los dos protagonistas acaben juntos.... hay tanto sufrimiento en esos cuerpos y esas mentes.... Lectura adictiva, supongo que sucede lo mismo que con los realitys, la comida basura, o las patatas fritas, que va más allá de la calidad, que juega con ese ansia de escapar de la rutina, y la realidad, ofreciendo entretenimiento sin más, aunque sea...pasándolo fatal.

(Tit: En llamas. Sinsajo. Collins, S. Molino, 2013)


jueves, 25 de julio de 2013

Cómo cuidar un ángel


Quién visite con frecuencia este blog, sabe de mi debilidad por los autores japoneses y esa manera tan suya de contar historias para niños...y no tan niños. En esta ocasión, el libro trata sobre el dilema de tener, o no, una mascota, que como bien expone la madre de Sachi, la protagonista de la historia, supone más inconvenientes que ventajas:

"La casa es pequeña y los animales son muy sucios. Hay que cuidarlos y darles de comer todos los días. Se hacen caca por todos lados, y es muy triste cuando se mueren".

Pues si, apabullante verdad, no hay discusión posible...¿o si?. Sachi está empeñada, quiere una mascota, todos los demás tienen una, todos menos ella.

Hasta que, mira tú por donde, un día, paseando por el bosque, se encuentra con una cría de ángel. Digo yo que podríamos llamarlo así, pues el caso es que era un ángel muy, muy pequeñito. Y ese es el punto de partida de la gran aventura, porque... a ver..... ¿Quién sabe como se cuida un ángel?.
Sachi desde luego no, por lo que tiene que ir aprendiendo sobre la marcha, y de este modo se entera que se alimenta de historias, pero no de unas historias cualquiera, si no de las que menos importancia parecen tener para la niña, pero que sin duda son las más importantes.
Y así pasa el tiempo, Sachi y su ángel son felices con su mutua compañía, pero en secreto, pues nadie sabe de su existencia (claro! no debe ser muy normal, ni siquiera en Japón, tener como mascota a un ángel), hasta que un día comienza a llover, y todos reunidos con sus mascotas mojándose, escuchan a la niña exclamar:

"Yo tengo un ángel que puede cambiar la lluvia en nieve. ¡Angelito haz nieve!."

A partir de ese momento las cosas cambian para la singular pareja. Tener un ángel se convierte en la moda del momento, todos comentan sobre tan peculiar mascota, todos quieren uno. ¿También la niña nueva de la clase, que se llama Luz y de la que Sachi le cuenta muchas cosas a su angelito?.... Ya sabemos lo caprichosos que pueden ser los niños, y no debemos olvidarlo, porque un buen día la pequeña deja de hacerlo, deja de contarle historias, es decir, deja de alimentarlo y...efectivamente, el angelito enferma, cada día se encuentra un poquito peor, un poquito más débil porque su amita ya no se acuerda de el, tiene otra amiga, o no, porque, al tiempo, ya no quiere saber nada de ella, y siente envidia, y celos, y está muy enfadada con toda la clase, y con su madre, y con el mundo, y ..... Sachi ha olvidado que ella es responsable de su mascota, de su ángel, y que ningún dueño puede dejar de dar de comer... ¿Será capaz  de salvarle la vida contándole la más nutritiva de las historias salida directamente del corazón?....
Una historia tierna, delicada, ingenua, noble, hasta con un puntito escatológico ("¿Y esto?. ¿Será caca de angelito?").

(Tit: Como cuidar un ángel. Nakagawa, Ch. FCE, 2008)

miércoles, 17 de julio de 2013

El chupete de Gina


La historia es de lo más tontorrona, irreal y fantástica, pero.... es encantadora, no solo por lo que cuenta, sino como lo cuenta, y, sobre todo, por las ilustraciones que llevan todo el peso de la narración, y dibujan un personaje tierno, juguetón, rebelde, cabezota, tremendamente atractivo de cara al público adulto, pero que se brinda a que los más pequeños también se sientan identificados con él.

Gina lleva chupete, y, aunque el libro no dice que edad tiene, se supone que debe ser aquella en la que ya no debería llevarlo. Ella se niega:

"¡Unca, unca, unca!"

La madre, que para eso las madres se pintan solas, le va preguntando por situaciones de la vida por las que deberá pasar, y en las que quedará, seguramente, fatal, que lleve aún un chupete en la boca, como ir a la piscina, a trabajar, o a su propia boda (esta ilustración es preciosísima, no os la podéis perder: una novia diminuta y tanto ella como el novio con chupete.....genial!!!!!!).
Entonces Gina, cansada de tanta pregunta sale a pasear por el bosque, y se encuentra con un lobo, furioso y hambriento que dice que se la va a comer, a lo que ella, que también está furiosa, contesta:

"¡Ejame chanquila!"

Ni que decir tiene que el lobo no entiende nada, así que se tiene que quitar el chupete de la boca para poder gritarle mejor:

"¡Eres malo y antipático!, ¡Déjame tranquila!"

Ahora si lo ha entendido, lo que hace que aún se ponga más furioso, si cabe, y fuera de si, con la sangre que le hierve se dispone a comerse a la niñita, que, como es más lista que los ratones coloraos.....

"¡Plaf!. Toma, chupa, esto te calmará"

¿No es bien cierto que la música amansa a las fieras?....pues al parecer los chupetes también surten el mismo efecto. Así que ya sabéis, si tenéis por ahí un hijo rebelde que no quiere dejar el chupete, no tenéis más que conseguir un lobo, o en su defecto cualquier monstruo o fiera que se precie y....bueno, mejor no, puede resultar peligroso. Casi mejor continuar con las tácticas de siempre, aunque no sean tan divertidas, y contar la historia de Gina, claro!... tampoco es mal invento, ¿verdad?.

(Tit: El chupete de Gina.  Naumann, C. Ilustraciones Barcilon, M. Corimbo, 2004)


sábado, 13 de julio de 2013

La ciudad de los bebedores de tinta


Daniel y Carmela continúan su historia de amor "entintada". La vida les sonríe, son felices compartiendo pajita e historias. Ahora el muchacho es todo un bebedor de tinta que adora su nueva vida.

"...aspiro las historias con glotonería, frase a frase. ¡Es una delicia!. Cuando se deslizan por mi boca me hacen cosquillas en la punta de la lengua. Percibo el sabor de todas sus aventuras (...). Unas veces soy un piel roja en la guerra contra los rostros pálidos. Otras, como hombre de las cavernas lucho contra temibles fieras con dientes de sable. A decir verdad, Draculeón, ha puesto patas arriba mi existencia..."

Pero como la felicidad completa no existe (por si no os habíais enterado, ya os lo digo yo) una mala, muy mala noticia se avecina, y ésta, si que de verdad, promete poner patas arriba su existencia, la suya, y la de los demás. Y es que, por razones de seguridad, el cementerio será trasladado, lo que implica que tienen que buscarse otro sitio donde vivir...bueno, donde alojar sus respectivos ataúdes. Y ese otro sitio no puede estar muy lejos de allí, porque si no Draculeón se convertiría en polvo, no puede estar a más de mil metros exactamente. Descartada la Biblioteca Municipal y, ¡por supuesto! la librería de su padre, no queda más remedio que seguir pensando, y con mucha rapidez porque el traslado es inmediato. Efectivamente, un horror. ¿Encontrarán solución a este terrible problema?.

"Salí del cementerio con lágrimas en los ojos. Lo veía todo negro y buscaba, desesperadamente, un atisbo de color. Seguía a mis pies ignorando a donde me conducirían..."

Y de este modo, caminando sin rumbo fijo, descubre, al otro lado del río, una biblioteca gigante, con millones de libros para beber, y también flores, bancos para sentarse, hermosos jardines. Y lo que aún era mejor, bajo el subsuelo se encontraba Dracuvilla. Pero.... ¿De donde había salido todo aquello? ¿De quién había sido esa idea tan genial? ¿Habría, entonces, más bebedores de tinta como ellos? ¿Qué es exactamente Dracuvilla?.

Un nuevo y delirante libro de este singular vampiro de tinta, que ya cuenta con todas mis bendiciones. No deberíais perderos sus historias, pero sobre todo el número cuatro de esta divertida serie: El pequeño bebedor de tinta roja.... es lo más!!!!. PROXIMAMENTE (Jejejeje).

(Tit: La ciudad de los bebedores de tinta. Sanvoisin, E. Edelvives, 2005)

jueves, 11 de julio de 2013

Tuva


"Nada de lo que había leído hasta entonces me informaba de lo que iba a sentir, de como era Asia en verdad, de como era su gente, ni siquiera su cielo".

Tuva se encuentra en el centro mismo de Asia, es un pequeño país perteneciente a la Federación Rusa, que sin embargo se encuentra más lejos del mismo Moscú, que Madrid de ésta ciudad. Y hasta allí viaja Marcos Cortázar, un joven de dieciocho años, cuyas dos pasiones, la música y los caballos, espera ver unidas de algún modo, en la búsqueda de algo que escuchó en la radio, allí en su Asturias natal.
 ¿Qué sería aquello tan importante que le hizo recorrer los ocho mil kilómetros que separan ambos países?. Ha oído hablar de unos domadores de caballos, allí en Tuva, que lo hacen con música, y quiere ver si eso es posible, si eso existe de verdad.

Y de este modo, junto a su padre comienza a organizar como sería un posible viaje hasta allí, lo que él no sabe es que ese sueño, viajar hasta el mismo centro de Asia iba a hacerse realidad. Su padre iba a ir en principio con él, sin embargo una serie de circunstancias lo impiden, la más importante de todas: debía ser un viaje en solitario, un viaje de iniciación, de búsqueda de uno mismo. Su padre lo sabía, él en ese momento no, pero pronto se daría cuenta del regalo tan hermoso que le estaba ofreciendo.

"Abría tanto los ojos que me dolía la belleza y me sentía como el más auténtico de los tuvanos, y deseaba no estar llegando, sino estar volviendo..."

Porque en el transcurso de apenas un mes descubrirá muchas cosas, cosas importantes, de sí mismo, sobre los demás, de las elecciones que se hacen en la vida, del amor con mayúsculas, de la amistad, el respeto por la vida de otros, el respeto por uno mismo. Conocerá un mundo nuevo, maravilloso, limpio, honesto y feliz, que convive con la rabia, la suciedad, la tristeza, la envidia, y la codicia. Descubrirá la unión real de Naturaleza y ser humano, una conexión que va más allá de los simples modos, y que vive sumergida en la magia de la música, y... a menudo en el silencio.

"El hombre tiene un lenguaje que la Naturaleza no está preparada para entender. Es más fácil que el hombre aprenda el lenguaje de la Naturaleza"

Aydemir, Aneyhaak, Lomax, Sputnik... nombres que guardará para siempre, aunque muchos kilómetros les separen, porque se han convertido ya en parte de su vida, una parte esencial de su vida. Pero sobre todo habrá uno que, no sólo no olvidará nunca, sino que irá con el siempre: Kezik, suerte, felicidad, su nombre tuvano, su segundo nacimiento, el nombre que su mejor amigo, Aydemir, le ha dado.

"Lo que sentía por Aydemir era por completo distinto a lo que había sentido antes por mis amigos (...). Sólo tal vez comparable con lo que sentía por Cortázar. Pero ni siquiera eso era verdad. Cortázar había sido mi guía, Aydemir era mi igual".

Una hermosa novela, muy bien escrita, maravillosamente documentada, entretenida, emotiva, real, y tremendamente apasionada, porque el autor Gonzalo Moure ha vivido esta historia, y eso se  nota. Se advierte la pasión por la Naturaleza, la música, los caballos, las personas, pero también, y porque no decirlo, por las causas perdidas.... ¿o no lo son tanto?. Quizá no lo fueran si cada vez hubiera más personas comprometidas con hacer de este un mundo mejor, pero mejor de verdad... para todos.

Os dejo un párrafo que resume espléndidamente la historia, y la situación de este pequeño país, que os invito, que Moure os invita a conocer.

"...tantas invasiones, tantas botas encima del cuello del pueblo tuvano, pero ninguna ha durado más que el tiempo, porque eso es imposible, nada dura más que el tiempo, y la bota rusa también aflojará un día, y volverán los viejos guerreros, pero sus armas no serán rifles, ni siquiera cuchillos, sino canciones."

Una vez leído el libro, recomiendo ver los videos que el autor ha colgado en YouTube...sonreirás en más de una ocasión, y te sentirás un poquito más cerca del centro de Asia.
http://www.youtube.com/watch?v=xNfIfMi-W_Q
http://www.youtube.com/watch?v=OF6QtvLuNJ8
http://www.youtube.com/watch?v=QR0vwPMUSqA

(Tit: Tuva Moure, G. Edelvives, 2007)


lunes, 8 de julio de 2013

Vuelve pájaro encantado


(No he podido conseguir la imagen de cubierta. Esta ilustración se llama El pájaro de oro y pertenece a Adrienne Segur, la podéis encontrar en Flickr)

"Los cuentos tienen el poder de transformar lo cotidiano, llaman a los miedos y los temores por sus nombres, y aluden a ellos entre canciones. Así los miedos y los temores se amansan... Claro que, los cuentos son para los niños. Especialmente para los niños que viven dentro de nosotros y tienen miedo de salir.." (El autor)

Érase una vez una niña cuyo mejor amigo era un pájaro, un pájaro mágico que volaba libremente, y que de cada uno de los viajes que hacía le traía a la niña historias diferentes que compartía con ella, además de un color diferentes en sus plumas, según donde hubiera estado: blanco como la nieve, rojo como el sol abrasador.... y así eran felices por tenerse el uno al otro, los dos, los mejores amigos, compartiendo risas, historias, misterios... Pero la niña, a pesar de que era muy feliz así, un buen día pensó, tal vez sintió, que quería más, mucho más:

"- Si lo metiera en una jaula nunca más se iría, sería mío para siempre, nunca más sufriría su ausencia....y así yo sería feliz."

Y así lo hizo. Compró una bonita jaula, y a la vuelta de uno de sus viajes, en un descuido del pájaro que cansado se había quedado dormido, le encerró en ella...

"- Ay niña! ¿que me has hecho?. Se ha roto el encanto, ya no soy mágico, mis plumas se volverán feas y yo ya no sabré contarte historias. Sin la nostalgia el amor se apagará."

Pero la niña no le hizo caso, pensó que el pájaro exageraba, y que acabaría por acostumbrarse. Pero...no lo hizo. Sus plumas se volvieron feas, ya no tenía historias que contar, y ambos se sumieron en una tristeza enorme, hasta que la niña recapacitó y abrió la jaula para dejarle libre. Y así fue como el pájaro recobró su magia, y el mundo entero con el un poquito también....

"...mundo maravilloso que ocultas en algún rincón secreto al pájaro encantado que me ama....quizá regrese mañana..."

Una historia sencilla, muchas veces oída con diferentes formatos, de procedencias diferentes, incluso de culturas diferentes, que lo que nos enseña es, que el amor, la amistad, no pueden basarse en el egoísmo de uno sólo, sino en el compromiso y el compartir de dos, y para eso es necesario ser libres... Aprendamos cuanto antes, y enseñemos en lo posible que esto sea siempre así, porque con ello aprenderemos a valorarnos más. Si no sentimos amor por nosotros, no seremos capaces de querer a los demás.
(Tit: Vuelve pájaro encantado. Alves, R. Susaeta, 1992)

miércoles, 3 de julio de 2013

Un monstruo muy triste


Catalina encuentra un monstruo bajo la cama. Nada raro, imagino pensaréis, porque todo el mundo sabe que a los monstruos, de existir, les encanta esconderse allí. Sin embargo, éste no es un monstruo cualquiera, no señor, porque además de tenerle miedo a las escobas y a los chillidos (ser un monstruo no significa carecer de buen gusto) está inacabado. ¿Inacabado?....¿Y eso que significa?....¿Es cómo el bocadillo de salchichón que te has dejado a medias porque a ti te apetecía de jamón?...Bueno, si, algo parecido.

El que esté inacabado tiene su explicación, y en ella tiene mucho que ver el hermano de Catalina, Aitor, porque ha sido él quien estaba dibujando al monstruo y lo ha dejado a medias.... Ahora ya lo entendéis, ¿verdad?.

Y así, a medias, sin nombre, sin familia, y sin hogar donde volver, está tan triste y asustado que se esconde bajo la cama de la niña que ahora, una vez que ha conseguido sacarle de allí le tendrá que dar un nombre (Pipote, ya que es chico, y no puede ponerle el nombre de su rana de peluche, Pipota) y lo más importante le tendrá que dar una casa y una familia. Catalina se pone manos a la obra y con sus lapiceros de colores comienza a dibujar....

En las primeras páginas, el libro nos dice que está dedicado a un cuadro, a uno muy concreto del genial Joan Miró, un pintor que nunca dejó de ser niño y que en cada una de sus obras ellos, los más pequeños, parecen navegar encantados, divertidos con sus formas y colores, más cerca de la magia que del arte. Y digo esto porque este libro sin las ilustraciones no tendría ningún sentido, unas encantadoras páginas llenas de color, movimiento, ternura y magia...como la obra de Miró.

(Tit: Un monstruo muy triste. Alvarez, B; Ilus. Gonzalez, T. SM, 2013)

martes, 2 de julio de 2013

Una bebida para dos


Desde que Draculeón le mordió, la vida de Daniel ha cambiado mucho, tanto que ahora no puede pasar sin beber, literalmente, las decenas de historias que cuentan los libros. Pero, aunque se ha convertido en un bebedor de tinta, quiere ser respetuoso con su padre (librero) y para no dejarle sin negocio, ya que los libros que sorbe con una pajita quedan literalmente muertos (en blanco, sin letras, sin historias, sin tinta, sin vida) y solo sirven para tirar a la basura, utiliza los más viejos de la biblioteca. ¿Quién se lo iba a decir a él? de todos modos...¿Qué diría su familia si llegara a enterarse?.
Pero ese es el problema ahora, que no se lo puede contar, a su familia, ni a nadie. Se siente muy solo, tan sólo que ha decidido abordar a Draculeón y preguntarle...

"¿Señor Draculeón puedo morder a una chica para que se vuelva como yo?"

Porque hay una chica nueva en la clase, que se llama Carmela, y a Daniel le parece la chica más guapa que ha visto nunca. Si al menos pudiese hablar con ella y explicarle que... ¿Qué es un bebedor de tinta? ¿Qué es un vampiro que se alimenta de libros?...Pues si, una idea estúpida, porque a ver quien se lo iba a creer....¿Y si existieran más como él? ¿Habría alguna chica bebedora de tinta?.

Un personaje nuevo, un beso de amor con sabor a tinta azul de los Mares del Sur (¿Será que alguien ha estado bebiendo historias de piratas?), una visita al cementerio, un ataúd nuevo y un sorprendente descubrimiento que, para asombro del protagonista, le va a venir muy bien, no sin antes pasar algún que otro sustillo...

"Dentro de mi cabeza veo un ataúd, que me hace burla. Parece decir: De todas formas serás mío. ¡No escaparás!".

Lo prometido es deuda, aquí está el volumen que sigue a  Los bebedores de tinta, tan divertido como éste y con personajes nuevos. El pobre Daniel no para de asombrarse con su nueva personalidad, y de descubrir que la vida, bebiendo libros, no resulta tan mala...al menos de momento. Os seguiré desvelando más aventuras...¿Se nota que me ha enganchado este curioso vampiro?.

(Tit: Una bebida para dos . Sanvoising, E. Edelvives, 2005)




jueves, 27 de junio de 2013

Con mis mil ojos

Yo sabía que Siruela no me iba a defraudar, y así ha sido. Saqué el libro del estante, leí la sinopsis de la contraportada, y me lo llevé, dispuesta a leer una de las muchas magníficas historias a las que ésta editorial me tiene acostumbrada. Pero nunca pensé que lo fuera tanto......
 
Una arboleda es testigo singular de una historia de amor entre un personaje mitológico, Eco, y un joven pintor entusiasmado por el entorno y capaz, ya se verá en el transcurso de la historia, de transgredir todo tipo de leyes. Ella, la ninfa de cuya boca salían las más bellas palabras y que castigada por una despechada Hera, quedó muda y limitada a repetir las palabras de los demás, fue protagonista de una trágica historia de amor con Narciso cuyo castigo por burlarse de la hermosa ninfa consistió en enamorarse de su propia imagen reflejada en una fuente, y que incapaz de apartarse de su imagen, acabó arrojándose a las aguas.
Historia de amor que la floresta no quiere que se repita, historia de amor que ni la misma Eco, reducida ya a un soplo de viento, a un suave e inapreciable murmullo, tampoco desea repetir, pues recuerda la crueldad cuando el amor no es correspondido. Sin embargo el destino es inevitable y ambos, ninfa, susurro, eco, viento, y pintor, quizá también reencarnación de un Narciso arrepentido, deben escribir las nuevas páginas de esta historia, de su encuentro, de su atracción, de su...¿de nuevo trágico final?.
 
"¿Pero cómo puede el mismo destino volver a presentarse con una distancia de siglos y de milenios?. Se lo pregunto a Eco, que naturalmente no me responde sino que me vuelve a repetir más veces mi pregunta con tono de perplejidad. ¿Cómo es posible que se repita?...."
 
"Ella desearía hablarle y sin embargo solo consigue asustarle. Ella desearía ponerle en guardia, instarle a abandonar el retrato, pero solo consigue que sea menos perseverante en su trabajo, que ahora avanza con mayor lentitud.
La situación se encuentra en un punto de equilibrio inestable. Ella, condenada desde hace siglos a repetir sonidos, va ahora repitiendo con extenuada paciencia siempre los mismos gestos... como si se tratara de una ráfaga repentina de viento ya que no puede manifestarse ante él de otro modo.
Entre tanto el joven pintor persevera en su vigilancia, igualmente metódica, e igualmente infructuosa. Para descubrir el origen del misterio..."
 
Mitos, fantasía, arte y amor, una mezcla sabida y tantas veces utilizada, pero que en este caso alcanza momentos de una belleza inigualable que encierra, además, un final feliz. ¿Os lo vais a perder?
(Tit: Con mis mil ojos. Capriolo, P. Siruela 1998)