sábado, 5 de abril de 2014

El viaje de Pol


"Al gran país de las sombras es donde van las sombras cuando nadie las necesita, y todo es oscuro y sombrío".... y aquí, justamente es donde vive Pol...la sombra de...Pol, claro está...¿ o no?.

Pol es la intrépida sombra de Pol, un pequeño pulpo (¿De que me suena a mi esto?.... ¿Y a vosotros?) que vive en las profundidades, y que ni corta ni perezosa se embarca en un viaje siguiendo la sombra de un elefante (no me preguntéis que hace un elefante, y no marino precisamente, en el fondo del mar, que no lo se). Tras dejar la sombra de este, continua su expedición tras las sombras de las nubes, de los cisnes, y llega hasta un hermoso pasto verde brillante que llega hasta una gran masa de agua turquesa y salada que llama poderosamente su atención y a la que se acerca, se sumerge y poco a poco va bajando, bajando, bajando, hasta que llega a lo más profundo, donde los colores que tanto había ansiado y que le han acompañado en su viaje, desaparecen y se encuentra con un pequeño pulpo que duerme plácidamente. Ahora que ya conoce el camino, podrá guiar a su nuevo amigo hacia la luz, y los dos irán juntos a descubrir nuevos mundos, nuevos colores, otra vida y sus sabores.





Las ilustraciones son muy chulas (es que soy admiradora secreta, ahora ya no, jejeje de Gouny) aunque la historia sea un poco...descabellada, pero como a los peques les encanta imaginar a veces cosas imposibles...¿No nos inventamos los mayores que un pulpo podía elegir al campeón de un mundial de fútbol?...Pues eso.
(Tit: El viaje de Pol. Crooks, P; Gouny, N. Miau, 2013)

Letras robadas


Esta es una historia que no tiene mucho sentido,pero tiene su encanto y con ella aprendes cosas. Es una historia...¿rara?... Ummmm, si, podríamos definirla de ese modo. Si, es una historia rara, tan rara como su protagonista.

"Soy Clara, y dicen que soy rara. Me gustan las hojas secas y los murciélagos, los trompos, los dientes y las letras, la lluvia y los días de clase".

Bueno, a todos no nos pueden gustar las mismas cosas, ¿no?. ¿Pero que tiene de rara esta historia? ¿Que a Clara le gusten esas cosas? ¿Que la acción se desarrolle en un día de mercado? ¿Que una niña pueda coleccionar dientes? ¿Que unos ratones también coleccionen dientes? ¿Serán parientes del Ratoncito Pérez? ¿Pero es que los ratones también van a la escuela?......

"No conozco a nadie a quien le guste tanto la escuela. Los días de clase son los más felices".

AJAJAAAAAAA!!!!!!!.... ¿A que niño le gustan los días de clase?......He de reconocer que a mi....pero si, soy, siempre he sido un poco rara Jajajajaja...... Eso si, nunca he coleccionado dientes

Pero los sábados no hay clase, y la madre de Clara la lleva al mercado. Una vez allí el carnicero le recomienda comer proteínas para estar más fuerte, el pescatero (como dice Arguiñano) fósforo, que es bueno para la memoria, y Doña Carmen, que vende quesos, calcio para los huesos y crecer sana.
De este modo damos un repaso general, en un pis-pas, a los fundamentos de una buena alimentación (¿será esta la intención del libro?).




"Me embriagan los olores, los colores, los sabores. El mundo es una delicia. Huelo, saboreo, leo"

Si ser rara, significa sentir de este modo.....¡viva la rareza! y ojalá muchos niños se consideren tan raros como Clara...aunque les guste ir a clase...¡¡¡que a mi también me gustaba, Joooooo!!!.

(Tit: Letras robadas. Arciniegas, T; Rueda, C. Océano, 2013)

La noche de tus ojos

Ya os digo, desde este mismo momento, a los que os gustan las policíacas, que el asesino queda desvelado muy pronto, yo diría que demasia...